El FMI predice que las monedas virtuales dejarán atrás a las tradicionales