Hay 2659 millones de usuarios conectados a smartphones a nivel mundial. Los expertos en la materia tienen previsto que para 2019 más de 900 millones de personas de todo el mundo utilizarán sus dispositivos móviles para realizar pagos y en 2020 esta cifra superará los 1.000 millones de personas.

 

En España actualmente el 94% de usuarios utilizan un smartphone, frente al 41% de hace seis años, y, según el Barómetro de Pagos Digitales de Mastercard, hoy en día el 31% de los españoles elige pagar con el móvil de forma habitual. Así pues, es fácil percibir que se trata de una tendencia a la alza que va a popularizarse completamente en muy poco tiempo más.

 

Es indudable que el móvil es la herramienta más cómoda que tenemos en nuestro bolsillo siempre para abonar los productos y servicios que consumimos en el día a día de manera física. Y en contra de lo que se suele pensar, este medio de pago puede resultar incluso más seguro que el resto, ya que las tarjetas virtuales no se pueden robar ni duplicar por estar dentro de nuestro smartphone. Pero además cuando decidimos pagar con el móvil disfrutamos de una triple capa de protección: primero, siempre que el móvil tenga contraseña, PIN, huella o reconocimiento facial está protegido; segundo, la app también solicita una contraseña o PIN; y, por último, las propias medidas de seguridad con las que cuenta el pago con la tarjeta convencional.

 

Pero es que para algunas personas procedentes de países en vías de desarrollo, pagar con el móvil es la única opción, pues las entidades bancarias no les permiten acceder a productos financieros convencionales debido a sus bajos recursos económicos. Es ahí donde la tecnología móvil puede marcar una gran diferencia, como ya está haciendo CHANGEiT en diferentes proyectos donde se impulsa la inclusión financiera gracias a este medio de pago.

 

Y es que para poder pagar con el móvil solo necesitamos:

  • Un móvil con conexión QR o NFC
  • Una app que permita llevar a cabo la transferencia económica (e-wallet)
  • Que el negocio donde compramos acepte pagos móviles

 

En PaynoPain hemos basado nuestra tecnología e-wallet en el sistema QR, que es enormemente  económico, ya que solo requiere un código impreso y un smartphone con cámara para leerlo. Esto lo convierte en la opción más fácil de adaptar en cualquier país, pero sobre todo en aquellos con menores recursos económicos, que además, como hemos visto, es donde más provecho se saca de esta tecnología.

 

Contáctanos para descubrir cómo crear un monedero electrónico adaptado a las necesidades de tus clientes y bajo tu propia marca con nuestra tecnología e-wallet CHANGEiT.

 

Comments are closed.