Sistemas de pago móvil: NFC y QR, ¿cuál es mejor?

En Europa, cuando hablamos de pago móvil inmediatamente nos viene a la cabeza la tecnología NFC y un smartphone acercándose a un TPV. Y es que aquí la mayoría de comercios que ofrecen pagos contactless se basan en esta tecnología por el simple hecho de no conocer otra, como podría ser el pago móvil mediante código QR, que es el más popular en países asiáticos como China.

Sin duda las dos tecnologías tienen ventajas e inconvenientes a la hora de facilitar los pagos móviles, pero lo importante es conocer sus características para elegir el método más adecuado en cada ocasión. La sociedad y la economía de un país, e incluso factores más individuales como el tipo de negocio y de cliente, determinarán si es más conveniente decantarse por un sistema de pago móvil NFC o QR.

 

Pago móvil por NFC

Aunque no todos, la mayoría de móviles occidentales tienen integrada ya la tecnología Near Field Communication. Esta no se encuentra solo en los smartphones ni sirve solo para pagar, sino que también la encontramos en actos cotidianos como fichar en el trabajo o entrar en el metro. Para pagar hacemos uso de ella tanto con los teléfonos móviles como con las tarjetas de crédito y débito cuando los acercamos al TPV de las tiendas y hacemos un pago contactless.

El problema principal de la tecnología NFC es que requiere que ambos dispositivos (emisor y receptor) tengan integrado el hardware necesario y esto tiene un coste elevado. Por ese motivo, no todos los teléfonos móviles disponen de ella ni es popular en todas las zonas del mundo. Así pues, el elevado coste y, en consecuencia, la dificultad de adopción son los inconvenientes principales de esta tecnología.

 

Pago móvil por QR

Por su parte, el pago móvil por QR es en países asiáticos como China el sistema de pago contactless más usado con diferencia. Al contrario que en el caso del NFC, el sistema de pago por QR es tremendamente económico, pues tan solo requiere un código impreso y un smartphone con cámara para leerlo. Como es fácil deducir, esto lo convierte en una opción mucho más fácilmente adoptable en cualquier país, pero sobre todo en aquellos con menores recursos económicos.

Como ejemplo, nuestra tecnología e-wallet la hemos basado en el sistema QR con la intención de facilitar el acceso a la misma, incluso en países en vías de desarrollo donde trabajamos para conseguir la inclusión financiera de aquellos sectores con un índice de bancarización más bajo. Contáctanos para descubrir cómo sacar al mercado tu propia e-wallet con el sistema de pago móvil por QR.

Comments are closed.