Mitos sobre las compras online: desmentimos los más habituales

¿Cuántas veces has escuchado que comprar por internet no es seguro o que corres el riesgo de ser víctima de un fraude? ¿Crees que esto es un riesgo real o un mito infundado?

 

Antes que nada, debemos tener claro que cada día las compras a través de internet aumentan y, de igual manera,  aumentan también las medidas de seguridad que garantizan la tranquilidad de los clientes. Es normal que si no se tiene experiencia previa comprando por internet se sienta cierta desconfianza a la hora de poner los datos de compra en un sitio web, pero, ¿hay algún motivo real para sentir dicha desconfianza?

 

Te resolvemos los mitos más habituales sobre las compras online para que compres con mucha más tranquilidad:

 

Mito 1: Pagar con tarjeta de débito o crédito no es seguro.

Muchas personas no se atreven a usar este método de pago para pagar online e incluso en tienda físicas porque desconfían de su nivel de seguridad. El efectivo les crea la ficticia sensación de mayor control sobre el dinero.

 

Realidad

Las tarjetas de crédito y débito son un avance tremendo respecto al efectivo, aportan mayor comodidad y, aunque parezca lo contrario, seguridad. Una tarjeta robada puede bloquearse en cuestión de segundos, mientras que una cantidad de efectivo robada es prácticamente imposible de recuperar.

 

A la hora de pagar online, las pasarelas de pago más seguras, como Paylands, ofrecen las medidas de seguridad más punteras, minimizando las posibilidades de fraude y asegurando una experiencia de venta segura tanto para el negocio online como para su usuario.

 

Mito 2: Las compras online son difíciles de realizar

Hay personas que por falta de experiencia o por haber oído algún mito sobre el tema consideran que no van a ser capaces de llevar a cabo una compra online. Al mismo tiempo, su miedo ayuda a perpetuar este mito infundado.

 

Realidad

Los primeros años del comercio online, con plataformas mucho más rudimentarias, internet de mucha peor calidad y la falta de experiencia del usuario, efectivamente comprar por internet podía llegar a ser un reto. Pero hoy en día, las empresas se encargan de tener páginas web de muy fácil uso para simplificar y agilizar el proceso de compra. Es tan fácil y sencillo como ir a una tienda física y mucho más rápido, ya que se ahorra tiempo evitando las colas.

 

Mito 3: Las compras internacionales son más inseguras que las nacionales y los productos se suelen perder por el camino

Cuando se tiene poca experiencia comprando online, el temor al fraude se multiplica si la empresa a la que se desea comprar algo se encuentra ubicada en otro país.

 

Realidad

Las tiendas online, ya sean internacionales o no, disponen de políticas de seguridad y devoluciones. El cliente está informado en todo momento del proceso de compra, además de ofrecer muchas maneras de contactar con la empresa: teléfono, e-mail y redes sociales. Hoy en día es realmente difícil ser víctima de fraude o no recibir un producto y, en caso de suceder alguna de estas situaciones, el cliente siempre recupera el dinero íntegro de la compra.

 

La realidad es que comprar online es igual de seguro y mucho más práctico que comprar en una tienda física. Si tienes un negocio online y quieres que tus compradores se sientan seguros y protegidos en todo momento, ofréceles el servicio de pago con más garantías, una pasarela con la última tecnología antifraude como es Paylands. Contacta con nosotros para más información a través de este formulario.

Comments are closed.