fintech archivos - PaynoPain Solutions

PaynoPain lanza Tap&Drop, una app que evita el contacto físico en las máquinas vending en tiempos de Coronavirus

La fintech española PaynoPain ha desarrollado una nueva app denominada Tap&Drop que posibilita el pago por medio del móvil en máquinas de venta automáticas. En tiempos de distanciamiento social y máxima preocupación por la higiene, una app como esta se presenta como una solución innovadora que permite evitar el contacto con las máquinas de vending gracias a la ausencia de dinero efectivo en el proceso.

Actualmente el número de máquinas de vending instaladas en nuestro país sobrepasa las 360.000, y los ingresos generados por estas son aproximadamente de 1.300 millones de euros, según la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos. Aun así, ANEDA también afirma que el 68% de clientes no han efectuado la compra en alguna ocasión por no disponer de dinero en efectivo, lo que supone un hándicap para el usuario y una limitación para el crecimiento del sector. En este sentido, Tap&Drop le proporciona al sector del vending un importante incentivo para impulsar las compras que no se llegan a cerrar con éxito porque el cliente no posee dinero en efectivo. 

 

Tap&Drop app vending

 

Hoy en día también sabemos que aproximadamente el 31% de los españoles efectúa sus pagos por medio de su smartphone, un porcentaje que aumenta cada año y destinada al móvil a convertirse en el medio de pago por excelencia. Y a esta tendencia hay que añadirle el empuje que va a suponer la situación de alerta sanitaria que vivimos a nivel mundial  y la consecuente necesidad de utilizar medios de pago que reduzcan el máximo posible el contacto físico y así las posibilidades de contagio.

Así pues, la app Tap&Drop nace con el objetivo de dar solución a estos problemas y se encuentra a punto de empezar a funcionar en 10.000 en máquinas de vending, una cifra que se espera que crezca exponencialmente a corto y medio plazo. Disponible en Android por el momento, esta solución permite al usuario comprar en las máquinas de vending escaneando un código QR con su smartphone, ofreciendo una acción de compra fácil, segura y eficaz. Solamente requiere vincular el smartphone a través de bluetooth a la máquina de vending, escanear el código QR, escoger el producto que se desea y efectuar el pago por medio de app. Además, al conectarse con la máquina a través de un canal cifrado y no por internet, el móvil y la máquina quedan blindados ante posibles hackeos, aumentando así la seguridad del cliente en diferentes aspectos.

 

Tap&Drop app vending

Learn More

Marketplaces y plataformas de economía colaborativa: retos en 2020 y Paylands como solución única

Post de experto: Jordi Nebot (CEO)

 

Aunque muchos hemos usado este tipo de plataformas en algún momento, no todos tenemos claro qué es un marketplace o una plataforma de economía colaborativa. Los mercados electrónicos y marketplaces son plataformas online creadas por una empresa que actúa como un tercero neutral para poner en contacto compradores y vendedores: lo que podríamos resumir como una tienda de tiendas.

En el caso de la economía colaborativa, se trata de plataformas digitales que funcionan como lugar de encuentro de usuarios que interactúan para vender y/o comprar productos o servicios entre ellos. Ambos tipos de negocios tienen en común que suelen funcionar como intermediarios en el flujo de pagos entre compradores y vendedores.

Los marketplaces y las plataformas de economía colaborativa aumentan en Internet en número e importancia día tras día. Esto implica nuevos retos asociados al crecimiento y a la normativa, que inevitablemente ha puesto el foco en los procesos de pago de este tipo de negocios virtuales por su situación tan particular. 

Sin embargo, muchos de estos retos no es necesario afrontarlos de manera individual, con la inefectividad y los sobrecostes que esto supone, pues una tecnología de pagos especializada en marketplaces y economía colaborativa, como es Paylands, es una solución única para gran cantidad de retos. Veamos los más importantes:

– La exención del agente comercial ya no sirve. Tras la reciente entrada en vigor de la nueva normativa de pagos europea PSD2, se ha estipulado que este tipo de negocios que funcionan como intermediarios entre dos partes no podrán acogerse más a esta exención. 

Así, cualquier marketplace o negocio de economía colaborativa que no actúe exclusivamente en nombre del vendedor o del pagador y que además posea o controle fondos, necesitará una licencia de entidad de pagos. Paylands permite cumplir con la normativa bancaria, siendo una solución simple y eficaz para esta problemática.

– La gestión de los movimientos de fondos necesitan estar automatizados. Cuando un negocio de este tipo empieza a crecer, la automatización de los diferentes tipos de movimientos de fondos es fundamental para la productividad. Se trata de negocios con numerosos usuarios en ambas partes del canal de venta y muchos conceptos a tener en cuenta, como comisiones, gastos de transporte, identificación de usuarios… Conceptos que el proveedor de pagos debe automatizar de una manera eficiente y cómoda para el cliente.

– Es necesaria una API para facilitar el KYC (Know Your Customer). La seguridad y la identificación de los usuarios es especialmente importante en el caso de las plataformas de economía colaborativa. En este tipo de negocios, donde el vendedor puede ser también el comprador, aquellos usuarios que ofrecen servicios y van a ser recompensados económicamente por ellos deben ser identificados y validados, lo que comúnmente se conoce como realizar el KYC, antes de recibir los fondos y, por tanto la tecnología de pagos debe poder operar bajo estas circunstancias mediante una API específica para ello. 

– La internacionalización debe ser un proceso sencillo. Un marketplace o una plataforma de economía colaborativa puede y suele nacer a nivel nacional, pero es muy posible que a medio plazo dé el salto internacional. Por ese motivo será importante disponer desde el primer momento de una tecnología de pagos escalable, con capacidad para operar y gestionar los fondos en diferentes países.

Learn More

¿Qué son las criptomonedas y cómo y dónde utilizarlas?

  • La pasarela Paylands de PaynoPain promueve un uso más intuitivo de este dinero virtual mediante el escaneo del código QR del artículo con el móvil

En los últimos meses, cada vez se oye más el término criptomoneda, pero la gran mayoría de la gente no sabe qué significa y cómo y dónde puede utilizarlas. De hecho, en la actualidad sólo el 7% de los españoles sabe cómo funciona este ‘dinero’ virtual. Por ello, PaynoPain, empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, señala cuáles son las claves de esta nueva forma de pago.

La criptomoneda es un medio digital de intercambio que utiliza técnicas de cifrado (criptografía) robustas para asegurar las transacciones, lo que evita que la moneda pueda ser falsificada. La criptomoneda surge de la idea de crear una nueva forma de dinero descentralizado (no dependiente de los Bancos Centrales ni de Gobiernos), en la que la criptografía sea el único mecanismo de control.

En 2009 empieza a operar el Bitcoin, una de las criptodivisas más conocidas. Sin embargo, existen 2.500 criptomonedas diferentes en la actualidad, todas con sus propias características y aplicaciones. Con ellas, ya es posible pagar productos o servicios en Internet e, incluso, en algunas tiendas físicas donde ya las aceptan como medio de pago.

Pero, ¿cómo conseguir criptomonedas? Hay diferentes formas, cada una con un nivel diferente de complejidad, como realizar pequeñas tareas de faucets (sitios web y aplicaciones), que pagan en criptomonedas; acogerse a las promociones que hacen algunos sitios de Internet en dinero virtual; integrarse en una red de marketing de afiliados, en la que las comisiones se paguen en criptomonedas; o ‘minarlo’ uno mismo a través de potentes equipos tecnológicos dedicados en exclusiva a esta tarea y un software específico. La más sencilla es comprarla con la divisa convencional a terceros en plataformas de cambio a través de Internet.

 

¿Cómo se utilizan las criptomonedas?

Las criptomonedas se gestionan a través de una base de datos llamada Blockchain o cadena de bloques, en la que se registran de forma permanente todas las operaciones realizadas por el usuario de estas monedas virtuales. Cada persona posee sus claves criptográficas que son necesarias para realizar cualquier tipo de operación por lo que, la pérdida de estas claves implicará la pérdida del dinero. Además, antes de que la operación concluya, la comunidad tiene que aprobar la operación, evitando así duplicar las transacciones.

En la actualidad, según datos de Statista, el 10% de la población española utiliza o es propietario de alguna criptomoneda, lo que convierte a España en uno de los países europeos con mayor tasa de adopción. Aun así, el camino que queda por recorrer es largo.

“Como en la adopción de cualquier nueva tecnología la sencillez de uso es una variable clave”, afirma Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain. “Conseguir un uso más intuitivo permitirá generalizar su uso entre los ciudadanos”.

Con esta premisa, PaynoPain ha desarrollado una pasarela de pagos, Paylands, que contempla el pago con criptomonedas. Paylands es una herramienta muy sencilla de utilizar pues, gracias a aplicaciones criptográficas, el usuario únicamente tiene que escanear un código QR con el teléfono móvil para pagar con cualquier tipo de criptomoneda. Esto significa que “no tiene que abrir su monedero ni introducir datos, consiguiendo un proceso de compra todavía más sencillo y rápido que el habitual mediante tarjeta de crédito, e igual de seguro”, puntualiza Nebot.

Paylands soporta bitcoin (BTC), bitcoin cash (BCH), ether (ETH), XEM, litecoin (LTC), XRP, STEEM y steem dollar (SBD) y contempla Pago tokenizado con 3DSecure. Esta combinación de tecnologías protege al usuario, ya que sus datos de pago pasan a ser indescifrables, minimizando las posibilidades de suplantación de identidad con una doble comprobación, tal y como establece la nueva normativa PSD2.

Learn More