Qué es la integración continua y cómo beneficia a nuestros clientes

Post de experto

Juan Ezquerro, Responsable de Sistemas en PaynoPain

 

La integración continua es un modelo informático cuyo nombre, como es fácilmente deducible, es descriptivo y literal. Para aplicarlo nos basamos en la comprobación continua del código para poder integrar poco a poco las mejoras o ir actualizando a diario para obtener un resultado mucho más fiable en un periodo menor de tiempo. Esto nos permite ajustarnos mejor a los tiempos propuestos, evitar las presiones derivadas de las entregas de última hora y ofrecer resultados de mayor calidad a nuestros clientes.

Otra de las ventajas que tiene la CI (continuous integration) es a nivel de equipo de trabajo e individual. Puesto que estas prácticas se llevan a cabo en proyectos conjuntos, son los propios desarrolladores los que van a ir analizando el código, apoyándose los unos en los otros. Ellos mismos van a tener que aprender diferentes métodos de integración y verse obligados a superar día tras día diferentes errores o fallos encontrados en el código creado. Esto fomenta la comunicación entre el equipo, y hace que sea mucho más enriquecedor tanto a nivel individual como a nivel de grupo o equipo. Y, como es lógico, también repercute indirectamente en beneficios para el cliente, que cuenta con un equipo técnico bien organizado y resultados de mayor calidad.

 

¿Cómo se aplica la integración continua?

Partimos de que en todo momento deberá haber una versión para pruebas, o una primera fase para poder contrastar la evolución del código de forma que haga posible detectar los errores a tiempo y poder corregirlos. A su vez, en todo momento cada miembro del equipo tiene acceso a la versión final.

Un factor importante en la integración continua es la monitorización de las métricas más relevantes de nuestro proyecto, de forma que podamos tener presente en todo momento la calidad del mismo. Esto, a la larga, nos llevará a un buen código sin necesidad de modificaciones una vez llevado a la última fase, puesto que lo vamos optimizando a medida que lo construimos.

Evidentemente, todo este proceso de revisiones y correcciones lo más frecuentes posibles forman parte de una automatización que se desarrolla para facilitar la comunicación entre el equipo y la evolución del proyecto. La integración continua garantiza unos resultados de calidad y un funcionamiento correcto del proyecto gracias a su continua supervisión y a la reducción de errores. Esto repercute en mejores tiempos y resultados para nuestros clientes, que a fin de cuentas es el objetivo final de cada mejora técnica que implementamos en PaynoPain.

 

Comments are closed.