cashless archivos - PaynoPain Solutions

El consumidor poscoronavirus: ¿cómo prefiere comprar y pagar?

Con el estado de alarma y el confinamiento terminados, muchos podrían pensar que volveremos a la normalidad, pero todo apunta a que la era poscoronavirus va a ser muy diferente a la anterior. Se han visto afectados muchos de los ámbitos de la vida, como las metodologías de trabajo o los comportamientos a la hora de relacionarnos y también de consumir.

 

La nueva normalidad nos trae un nuevo tipo de consumidor, el consumidor poscoronavirus ha cambiado sus hábitos y formas de consumo durante el confinamiento y muchos de ellos han venido para quedarse. El miedo a contagiarse y la comodidad descubierta con los métodos de compra alternativos han generado el surgimiento de un nuevo perfil de consumidor poscoronavirus, al cual ya se le atribuyen una serie de características muy concretas. Vamos a verlas:

 

El consumidor poscoronavirus está más atento a promociones y ofertas

El nivel adquisitivo de los consumidores ha bajado durante el confinamiento. Aunque no hayan salido de casa y apenas hayan gastado dinero, millones de españoles han perdido su fuente de ingresos o han tenido que subsistir con un ERTE. Es por este motivo que muchos sectores no esenciales han notado una bajada en la demanda y que el consumidor ha empezado a mirar los precios con lupa y a valorar cualquier promoción u oferta que le ayude a ahorrarse unos euros, y esta tendencia se mantendrá, al menos, mientras la situación económica no vuelva a ser la de antes de la crisis.

 

El consumidor poscoronavirus compra online mucho más

Durante el confinamiento, el cierre de la mayoría de establecimientos obligó a los consumidores a probar la compra por Internet. Y no en vano la venta online ha incrementado sus resultados un 55% de media durante los meses de estado de alarma y a día de hoy (con todos los negocios físicos ya abiertos) supone un tercio de las transacciones totales en Europa occidental. Esto ha llevado a muchos productores y tiendas locales a digitalizar su negocio y tener mayor presencia online, y, aquellos que todavía no lo han hecho, han tenido que encontrar soluciones de pago alternativas como el pago por link.

 

El consumidor poscoronavirus apuesta por compras más grandes y poco frecuentes

En estrecha relación con los hábitos que hemos visto anteriormente, se encuentran las compras más grandes pero poco frecuentes. Este modo de compra online permite encontrar mejores promociones y ofertas, ahorrar costes de envío y minimizar el número de veces que hay que repetir el proceso de compra.

Y es que otra tendencia también en alza es la compra automatizada o por suscripción, que consiste en elegir una frecuencia en la que ciertos productos van a llegarte a casa y automatizarlo para no tener que volver a realizar el proceso de pago. Muchos negocios virtuales recompensan este tipo de compra con descuentos, lo cual encaja perfectamente en los intereses de la empresa pero también del consumidor poscoronavirus.

 

El consumidor poscoronavirus apuesta por soluciones de pago novedosas

La retirada de efectivo en España cayó un 68% durante el mes de marzo, al inicio del confinamiento. Curiosamente, esta ha sido la primera crisis en la que la demanda de efectivo ha disminuido en lugar de aumentar. El miedo al contagio ha hecho florecer los métodos de pago online y contactless, que permiten el contacto cero y garantizan una mayor seguridad. Pero se trata, al mismo tiempo, de métodos de pago más rápidos, cómodos y seguros, debido a lo cual todo apunta a que el consumidor poscoronavirus seguirá tendiendo a preferirlos frente al efectivo. 

En PaynoPain implementamos en cualquier tipo de negocio la tecnología necesaria para que consiga adecuarse a als necesidades del nuevo consumidor poscoronavirus de forma sencilla, económica y rápida. Nuestra pasarela de pago Paylands permite dar respuesta a todas las necesidades de pago de los usuarios, además de muchas otras ventajas para la empresa.

 

No dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso para más información:

 

He leído y acepto la Política de Privacidad

Learn More

El pequeño comercio apuesta por el pago por enlace y el contactless para dar seguridad a sus clientes frente al COVID-19

Estos últimos meses los pequeños comercios sin presencia en internet han tenido que reinventarse para poder satisfacer la demanda y evitar importantes pérdidas económicas, pero siempre limitados por la imposibilidad del contacto físico con el usuario por la crisis del COVID-19. El auge del consumo de forma online durante el confinamiento ha provocado que los pequeños comerciantes que no contaban con un canal online busquen otras alternativas que les permitan vender a distancia y poder seguir haciendo crecer su negocio.

 

PaynoPain señala que, ante las previsiones que estiman que el virus seguirá entre nosotros por un tiempo, se debe contemplar la posibilidad de que los métodos de pago adoptados de manera provisional por los pequeños comerciantes se convertirán en habituales, ya que se perfila un nuevo modo de consumo por miedo al contagio, optando por comprar a distancia y pagar sin efectivo.

 

El pago por enlace permite vender online sin tienda online

La compañía fintech española dispone de diferentes soluciones adaptadas al contexto que permiten realizar pagos por medio de diferentes vías, incluso a través de las redes sociales. Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain, afirma que durante el estado de alarma las empresas que no contaban con presencia online se encontraban ante el dilema de cómo mantener su ventaja de proximidad y atención personalizada al cliente. Estas han tenido que pensar en nuevos métodos de pago que les permitan mantener a sus clientes y a su vez proporcionarles total seguridad, por lo que las tecnologías de pagos como las que ofrece PaynoPain han sido determinante para la supervivencia de los pequeños comercios en estos tiempos.

 

Para que este tipo de empresas se adaptaran a la nueva realidad del mercado han sido determinantes canales de comunicación como el correo electrónico, el sms o el Whatsapp, que se han convertido en herramientas indispensables. Con un funcionamiento intuitivo y sencillo, el pago por enlace ha permitido a estos comercios digitalizarse sin grandes costos: cuando el cliente ya ha escogido el producto por redes sociales o correo electrónico, recibe un enlace vía SMS o Whatsapp para formular el pago seguro.

 

En tienda física crece el pago contactless

El crecimiento de estas nuevas formas de pago, junto con el contactless, nos revela una tendencia creciente del uso de tarjetas y otros medios de pago sin contacto en los establecimientos. El 66% de los españoles ha preferido pagar por medios contactless mientras que el 75% continuará utilizando métodos de pagos que no impliquen contacto a la hora de pagar, según un estudio de Mastercard. Lo que implica que el miedo al contagio establecido por el virus ha provocado que los consumidores eviten el efectivo para el pago de determinados servicios, como por ejemplo en el metro de Madrid o Barcelona, donde la utilización de tarjetas contactless se ha incrementado notablemente.

 

En este contexto es muy importante que el empresario disponga de diferentes métodos de pago que le permitan poder dar respuesta a las necesidades de sus consumidores y proporcionarles esa seguridad para mejorar su experiencia de compra. PaynoPain ha declarado su compromiso absoluto de trabajar para ayudar a las empresas con sus soluciones innovadoras para garantizar la seguridad del usuario final y el buen funcionamiento de los negocios.

 

Learn More

¿Qué papel jugarán los pagos online en la nueva normalidad pos-COVID-19?

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha desencadenado numerosos cambios económicos y sociales que, con toda probabilidad, permanecerán en gran medida en la nueva normalidad poscoronavirus. Como ya hemos hablado varias veces últimamente, los negocios que no tenían presencia online previamente se han visto obligados a virtualizarse a marchas forzadas para poder seguir ofreciendo servicio a la población confinada y no tener importantes pérdidas económicas.

 

Por su parte, aquellos negocios que no tenían una tienda online ni posibilidad de crearla por el momento, han encontrado una solución intermedia en nuestro servicio de pago por enlace, mediante el cual sus clientes han podido hacer pedidos y pagarlos virtualmente contactando directamente con ellos por diferentes canales online. Se trata, a fin de cuentas, de una manera de dar el salto digital con una inversión mínima, una opción asequible para cualquier negocio. 

 

Y es que, como era de esperar, durante el confinamiento las compras online se estima que han aumentado un 55%, al ser la única manera de seguir proporcionando bienes a la ciudadanía manteniendo el distanciamiento social y las medidas de seguridad establecidas por las autoridades. Pero se prevé también que dicha cifra no volverá jamás a la que era previamente a la cuarentena, inicialmente por miedo al contagio y, a largo plazo, por adquisición total del nuevo hábito de compra. 

 

Por otro lado, los negocios que han podido permanecer abiertos, como supermercados y tiendas de alimentación, han visto el uso del pago por tarjeta y del contactless incrementados notablemente, debido al miedo de los consumidores a usar dinero en efectivo por su capacidad transmisora de gran cantidad de bacterias (que no virus). No en vano la retirada de efectivo cayó un 68% en el mes de marzo. El contactless se ha visto especialmente favorecido por la decisión de la banca de aumentar el límite de pago por este medio de 20€ a 50€ sin necesidad de introducir el pin en el datáfono. Esta decisión ha venido dada por la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea, con el objetivo de evitar al máximo el contacto físico con los terminales y así reducir las posibilidades de contagio.

 

Todas estas medidas y nuevos hábitos adquiridos reafirman una tendencia que ya venía dándose desde hace años, la tendencia hacia la digitalización total de los pagos y el uso residual del dinero en efectivo. Y, aunque el clásico medio de pago raramente llegará a desaparecer, lo cierto es que dar las máximas opciones de pago posibles al cliente se presenta ya hoy en día como la única manera de no perder ventas. Por ese motivo en PaynoPain trabajamos para crear métodos de pago innovadores, muy seguros y que satisfagan todas las necesidades.

 

Fuentes: Ecommerce News, Europapress

Learn More

PaynoPain desarrolla el primer monedero electrónico de Banco Fihogar, de República Dominicana, sobre su tecnología de e-wallet CHANGEiT

  • Con este proyecto, PaynoPain se convierte en la primera fintech española en sellar una alianza con un banco extranjero
  • La compañía considera que acercar estos servicios a través del móvil ayudará a bancarizar a la población, que apenas alcanza el 54% en países de América Latina y el Caribe

PaynoPain, empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, anuncia el desarrollo de la app Reset basada en su tecnología de monedero electrónico CHANGEiT para el Banco de Ahorro y Crédito, Fihogar, de República Dominicana. Con este anuncio, PaynoPain consigue un doble hito, por un lado, ser la primera fintech española que logra una alianza con un banco extranjero y, dos, ser pionera en lanzar el primer monedero electrónico del país latinoamericano que permite a los usuarios, entre otras funciones, enviar dinero y hacer pagos y transferencias bancarias desde el móvil y sin necesidad de tener una cuenta bancaria asociada.

 

“Estamos tremendamente orgullosos de formar parte de Reset, un desarrollo que marca un punto de inflexión en la bancarización en Latinoamérica”, afirma Fernando Gregori, responsable del proyecto de PaynoPain. “Ser pioneros en un sector que se prevé que experimente un notable crecimiento en los próximos años es, sin duda, el mejor aval del valor de nuestra tecnología-intuitiva, robusta, segura y asequible- para afrontar el reto de hacer la banca más inclusiva en estos países”.

Según cifras del Banco Mundial, apenas el 54% de la población adulta de los países de América Latina y del Caribe tiene una cuenta bancaria o acceso a un proveedor de dinero móvil debido, sobre todo, a la falta de confianza y conocimiento de las personas de la región sobre los sistemas financieros. Por este motivo, acercarles estos servicios a través de un dispositivo tan cotidiano como el móvil puede acabar con estas barreras.

CHANGEiT es la tecnología de monedero electrónico, multidivisa y multiplataforma, de PaynoPain. Esto quiere decir, que opera con todas las divisas extranjeras convertibles y, también, en una base nacional, con monedas no convertibles, y que trabaja sobre la mayoría de plataformas, entre las que se encuentran Android, iOS y Web App. Además, cuenta con una Web API basada en REST fácil de integrar para que el cliente pueda personalizar la app según sus necesidades y las del mercado.

Lo que hace única a CHANGEiT es que se trata de una solución autónoma que no requiere infraestructura específica ni está asociada a una cuenta bancaria. Esto significa que cualquier persona con un smartphone puede, sin necesidad de ningún servicio financiero asociado, entre otras cosas, pagar en un comercio con un código QR, sacar efectivo de un cajero o enviar y recibir dinero. Además, se trata de una tecnología sujeta a doble autenticación, por lo que exige utilizar al menos dos datos distintos-conocimiento, posesión o inherencia- como factores de autenticación, con el añadido de que no almacena datos sensibles en el dispositivo. Esta prestación la convierte en una opción muy segura ya que, en caso de robo o pérdida del móvil, la información está completamente a salvo.

Learn More

¿Es la tecnología ewallet la herramienta más eficiente para potenciar la inclusión financiera?

Post de experto: Fernando Gregori (Responsable de CHANGEiT)

 

Actualmente es fácil percibir un notable aumento en las operaciones financieras por medios electrónicos y una disminución en el uso de efectivo. Existen incluso países como Dinamarca donde las transacciones electrónicas han llegado al punto de ser casi obligatorias, ya que el gobierno busca alcanzar una sociedad cashless para ahorrar en costes financieros y administrativos. Y dentro de estas transacciones, cabe destacar el gran incremento de uso que disfruta actualmente el smartphone para realizarlas. Pero esta tendencia progresiva solo es posible en los países donde el acceso a la banca hace décadas que es sencillo y gracias a la proliferación de las nuevas tecnologías, sobretodo las móviles. 

 

Las ventajas de tener una población con altas tasas de bancarización son muchas, entre otras la disminución generalizada del uso del dinero en efectivo. Algo que de primeras puede parecer irrelevante, pero que permite mejorar los niveles de seguridad, sobre todo en zonas donde el riesgo de robo es mayor. También se consigue mejor trazabilidad y más facilidad para controlar el fraude y la evasión de impuestos. Además, el acceso a productos bancarios regulados como préstamos, permiten disponer de crédito evitando la usura de entidades poco formales.

Y si con un nivel alto de inclusión financiera tanto ciudadanía como gobierno disfrutas de muchas ventajas, si además existe un uso destacado de la banca digital, el ciudadano disfruta del acceso a productos financieros 24 horas al día y los 7 días de la semana. 

 

No obstante, sigue existiendo una gran cantidad de países y zonas del mundo donde el nivel de bancarización es débil y el acceso a este tipo de facilidades y productos financieros es difícil. Es el caso de muchos países de Latinoamérica, África o incluso Ásia, en los que el acceso no es fácil o existen elevadas tasas de desconocimiento o desconfianza en el sistema financiero. Para poder conseguir la correcta inclusión de estas personas, se necesita en primer lugar un acercamiento a este sistema pasando por la educación financiera. Posteriormente se requiere la herramienta adecuada para facilitar la transición. Es en este punto fundamental en el que las tecnologías financieras, usando el móvil como herramienta principal, pueden contribuir a ese acercamiento y a proveer de una solución clave para potenciar la inclusión financiera.

 

Y es aquí donde CHANGEiT puede suponer una diferencia como herramienta facilitadora. En PaynoPain hemos conseguido crear y proveer de una solución que permite a los ciudadanos que solo tienen acceso a efectivo, entrar en el sistema financiero mediante algo tan cotidiano como el teléfono móvil. CHANGEiT puede ser la banca móvil de cualquier banco, de forma que las entidades financieras de cualquiera de estos países puedan poner en el mercado un sistema digital a los que ya estamos acostumbrados en la mayoría de países europeos. Además, nuestra tecnología permite integrar otro tipo de sistemas externos y ofrece la posibilidad de utilizarse como monedero electrónico o eWallet. De esta manera se podría introducir el efectivo dentro del sistema y utilizarlo como dinero virtual para realizar transferencias entre usuarios, pagos en comercios o incluso el pago de servicios, ganando comodidad y seguridad. 

 

La inclusión financiera es el objetivo principal de CHANGEiT, por ese motivo tiene la capacidad de funcionar en todo el mundo y para todo el mundo. Y para permitir la adaptación a las peculiaridades de cada zona geográfica y mercado, el nivel de personalización de la herramienta es casi ilimitado,  trabajando bajo marca blanca y con amplias posibilidades como la integración con cores bancarios u otros sistemas externos como la asociación con tarjetas VISA o MasterCard o incluso el blockchain. Una herramienta de bancarización completa, configurable para cualquier marca y accesible para todo el mundo.

 

Learn More

¿Por qué el teléfono móvil gana terreno como medio de pago favorito?

¿Por qué el teléfono móvil gana terreno como medio de pago favorito? La respuesta rápida está clara: por agilidad. Pero sabiendo que no solo ganan terreno en los pagos físicos sino también en los pagos online, la comodidad pasa a un segundo plano dejando lugar a otros motivos no tan simples.

Tanto para los pagos físicos contactless como para los pagos online, el smartphone gana adeptos año tras año, algo que poco tiempo atrás hubiera parecido imposible y se consideraba incluso peligroso. Pero lo cierto es que el tiempo ha dado la razón a la tecnología y cada día se comprueba que se trata de un medio de pago muy seguro y cómodo. 

 

Teléfono móvil para pagos físicos contactless

Sabemos que los pagos contactless (tanto con el móvil como con la tarjeta) están desplazando al uso convencional de la tarjeta o al efectivo (un 65% en 2018). Las ventajas están claras: el pago es mucho más rápido y, en muchas ocasiones, si es menor a 20€ ni siquiera es necesario introducir el pin, acelerando todavía más el proceso.

Pero utilizar la tarjeta, aunque sea en su modalidad contactless, implica tener que abrir la cartera y buscarla, mientras que el teléfono móvil siempre se tiene a mano y con el patrón de acceso tan automatizado que apenas requiere unos milisegundos. Y precisamente ese patrón de acceso supone un nivel de seguridad mayor al que tiene la tarjeta de crédito, siendo dos los niveles en caso de que la app que se utilice para el pago también tenga un pin. 

Curiosamente se suele considerar que el pago móvil contactless es más inseguro, pero lo cierto es que lo es mucho más que con la tarjeta contactless, que como hemos visto, no requiere ninguna identificación en pagos hasta 20€. En cualquier caso, como se intuye, el motivo principal de elegir el móvil es la agilidad.

 

Teléfono móvil para pagos online

El crecimiento de este tipo de pagos lleva también un buen ritmo de crecimiento a pesar de que, a diferencia del tipo de pago móvil que hemos visto anteriormente, esta opción no es más cómoda que su alternativa: el PC. Aún así, hemos pasado de un 25% en 2014 a un nada desdeñable 63% en 2018. ¿Cómo es esto posible, si es mucho más fácil y cómodo hacer las compras online desde un ordenador?

La respuesta es múltiple: por un lado, nos pasamos el día usando el smartphone en cada momento libre que tenemos, tiempo que es habitual aprovechar para navegar por las redes sociales o buscar productos que necesitamos o deseamos. En ambos casos, es muy probable acabar en una ficha de producto y hacer efectivo el impulso de comprar inmediatamente.

Por otro lado, con las medidas de seguridad actuales, prácticamente en todas las compras online es necesario tener a mano el teléfono móvil para recibir un código de seguridad y poder completar el proceso de compra. Esto es así tanto si se está realizando la compra en el pc como en el móvil. De esta manera, ¿para qué emplear dos dispositivos cuando se puede hacer todo directamente en uno?

Si a esto le unimos la constante ampliación del tamaño de las pantallas móviles y los nuevos métodos de identificación biométricos (huella dactilar, reconocimiento ocular o facial, etc.), se aumenta la comodidad y velocidad para realizar cualquier proceso a través de los dispositivos móviles, convirtiéndose estos en pequeños ordenadores y en el método único de pago en cualquier circunstancia. 

 

¿Y de cara al futuro?

Mucho se habla sobre cómo serán los pagos del futuro, y si tenemos en cuenta solo las tecnologías que ya se están probando, la tendencia está clara: pagos minimalistas donde la interacción humana es prácticamente inexistente. Son los conocidos como pagos invisibles.

A este tipo de pagos se puede acceder de maneras más o menos “futuristas”, pero todas tienen en común que lo único que el cliente necesita hacer para llevarlas a cabo es confirmar su voluntad de pagar. Desde identificar el móvil inalámbricamente sin sacarlo del bolsillo o el bolso hasta la identificación biométrica facial, pasando por wearables como los smartwatch o implantes bajo la piel. Tecnologías que ahora nos pueden parecer más o menos lejanas pero que, sin duda, acabarán ganándose el favor de la sociedad por su practicidad, que a fin de cuentas es lo que siempre acabamos primando. 

Fuentes: Statista, Mastercard

Learn More