pago móvil archivos - PaynoPain Solutions

PaynoPain lanza Tap&Drop, una app que evita el contacto físico en las máquinas vending en tiempos de Coronavirus

La fintech española PaynoPain ha desarrollado una nueva app denominada Tap&Drop que posibilita el pago por medio del móvil en máquinas de venta automáticas. En tiempos de distanciamiento social y máxima preocupación por la higiene, una app como esta se presenta como una solución innovadora que permite evitar el contacto con las máquinas de vending gracias a la ausencia de dinero efectivo en el proceso.

Actualmente el número de máquinas de vending instaladas en nuestro país sobrepasa las 360.000, y los ingresos generados por estas son aproximadamente de 1.300 millones de euros, según la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos. Aun así, ANEDA también afirma que el 68% de clientes no han efectuado la compra en alguna ocasión por no disponer de dinero en efectivo, lo que supone un hándicap para el usuario y una limitación para el crecimiento del sector. En este sentido, Tap&Drop le proporciona al sector del vending un importante incentivo para impulsar las compras que no se llegan a cerrar con éxito porque el cliente no posee dinero en efectivo. 

 

Tap&Drop app vending

 

Hoy en día también sabemos que aproximadamente el 31% de los españoles efectúa sus pagos por medio de su smartphone, un porcentaje que aumenta cada año y destinada al móvil a convertirse en el medio de pago por excelencia. Y a esta tendencia hay que añadirle el empuje que va a suponer la situación de alerta sanitaria que vivimos a nivel mundial  y la consecuente necesidad de utilizar medios de pago que reduzcan el máximo posible el contacto físico y así las posibilidades de contagio.

Así pues, la app Tap&Drop nace con el objetivo de dar solución a estos problemas y se encuentra a punto de empezar a funcionar en 10.000 en máquinas de vending, una cifra que se espera que crezca exponencialmente a corto y medio plazo. Disponible en Android por el momento, esta solución permite al usuario comprar en las máquinas de vending escaneando un código QR con su smartphone, ofreciendo una acción de compra fácil, segura y eficaz. Solamente requiere vincular el smartphone a través de bluetooth a la máquina de vending, escanear el código QR, escoger el producto que se desea y efectuar el pago por medio de app. Además, al conectarse con la máquina a través de un canal cifrado y no por internet, el móvil y la máquina quedan blindados ante posibles hackeos, aumentando así la seguridad del cliente en diferentes aspectos.

 

Tap&Drop app vending

Learn More

¿Qué papel jugarán los pagos online en la nueva normalidad pos-COVID-19?

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha desencadenado numerosos cambios económicos y sociales que, con toda probabilidad, permanecerán en gran medida en la nueva normalidad poscoronavirus. Como ya hemos hablado varias veces últimamente, los negocios que no tenían presencia online previamente se han visto obligados a virtualizarse a marchas forzadas para poder seguir ofreciendo servicio a la población confinada y no tener importantes pérdidas económicas.

 

Por su parte, aquellos negocios que no tenían una tienda online ni posibilidad de crearla por el momento, han encontrado una solución intermedia en nuestro servicio de pago por enlace, mediante el cual sus clientes han podido hacer pedidos y pagarlos virtualmente contactando directamente con ellos por diferentes canales online. Se trata, a fin de cuentas, de una manera de dar el salto digital con una inversión mínima, una opción asequible para cualquier negocio. 

 

Y es que, como era de esperar, durante el confinamiento las compras online se estima que han aumentado un 55%, al ser la única manera de seguir proporcionando bienes a la ciudadanía manteniendo el distanciamiento social y las medidas de seguridad establecidas por las autoridades. Pero se prevé también que dicha cifra no volverá jamás a la que era previamente a la cuarentena, inicialmente por miedo al contagio y, a largo plazo, por adquisición total del nuevo hábito de compra. 

 

Por otro lado, los negocios que han podido permanecer abiertos, como supermercados y tiendas de alimentación, han visto el uso del pago por tarjeta y del contactless incrementados notablemente, debido al miedo de los consumidores a usar dinero en efectivo por su capacidad transmisora de gran cantidad de bacterias (que no virus). No en vano la retirada de efectivo cayó un 68% en el mes de marzo. El contactless se ha visto especialmente favorecido por la decisión de la banca de aumentar el límite de pago por este medio de 20€ a 50€ sin necesidad de introducir el pin en el datáfono. Esta decisión ha venido dada por la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea, con el objetivo de evitar al máximo el contacto físico con los terminales y así reducir las posibilidades de contagio.

 

Todas estas medidas y nuevos hábitos adquiridos reafirman una tendencia que ya venía dándose desde hace años, la tendencia hacia la digitalización total de los pagos y el uso residual del dinero en efectivo. Y, aunque el clásico medio de pago raramente llegará a desaparecer, lo cierto es que dar las máximas opciones de pago posibles al cliente se presenta ya hoy en día como la única manera de no perder ventas. Por ese motivo en PaynoPain trabajamos para crear métodos de pago innovadores, muy seguros y que satisfagan todas las necesidades.

 

Fuentes: Ecommerce News, Europapress

Learn More

PaynoPain desarrolla el primer monedero electrónico de Banco Fihogar, de República Dominicana, sobre su tecnología de e-wallet CHANGEiT

  • Con este proyecto, PaynoPain se convierte en la primera fintech española en sellar una alianza con un banco extranjero
  • La compañía considera que acercar estos servicios a través del móvil ayudará a bancarizar a la población, que apenas alcanza el 54% en países de América Latina y el Caribe

PaynoPain, empresa tecnológica española especializada en el desarrollo de herramientas de pagos online, anuncia el desarrollo de la app Reset basada en su tecnología de monedero electrónico CHANGEiT para el Banco de Ahorro y Crédito, Fihogar, de República Dominicana. Con este anuncio, PaynoPain consigue un doble hito, por un lado, ser la primera fintech española que logra una alianza con un banco extranjero y, dos, ser pionera en lanzar el primer monedero electrónico del país latinoamericano que permite a los usuarios, entre otras funciones, enviar dinero y hacer pagos y transferencias bancarias desde el móvil y sin necesidad de tener una cuenta bancaria asociada.

 

“Estamos tremendamente orgullosos de formar parte de Reset, un desarrollo que marca un punto de inflexión en la bancarización en Latinoamérica”, afirma Fernando Gregori, responsable del proyecto de PaynoPain. “Ser pioneros en un sector que se prevé que experimente un notable crecimiento en los próximos años es, sin duda, el mejor aval del valor de nuestra tecnología-intuitiva, robusta, segura y asequible- para afrontar el reto de hacer la banca más inclusiva en estos países”.

Según cifras del Banco Mundial, apenas el 54% de la población adulta de los países de América Latina y del Caribe tiene una cuenta bancaria o acceso a un proveedor de dinero móvil debido, sobre todo, a la falta de confianza y conocimiento de las personas de la región sobre los sistemas financieros. Por este motivo, acercarles estos servicios a través de un dispositivo tan cotidiano como el móvil puede acabar con estas barreras.

CHANGEiT es la tecnología de monedero electrónico, multidivisa y multiplataforma, de PaynoPain. Esto quiere decir, que opera con todas las divisas extranjeras convertibles y, también, en una base nacional, con monedas no convertibles, y que trabaja sobre la mayoría de plataformas, entre las que se encuentran Android, iOS y Web App. Además, cuenta con una Web API basada en REST fácil de integrar para que el cliente pueda personalizar la app según sus necesidades y las del mercado.

Lo que hace única a CHANGEiT es que se trata de una solución autónoma que no requiere infraestructura específica ni está asociada a una cuenta bancaria. Esto significa que cualquier persona con un smartphone puede, sin necesidad de ningún servicio financiero asociado, entre otras cosas, pagar en un comercio con un código QR, sacar efectivo de un cajero o enviar y recibir dinero. Además, se trata de una tecnología sujeta a doble autenticación, por lo que exige utilizar al menos dos datos distintos-conocimiento, posesión o inherencia- como factores de autenticación, con el añadido de que no almacena datos sensibles en el dispositivo. Esta prestación la convierte en una opción muy segura ya que, en caso de robo o pérdida del móvil, la información está completamente a salvo.

Learn More

¿Es la tecnología ewallet la herramienta más eficiente para potenciar la inclusión financiera?

Post de experto: Fernando Gregori (Responsable de CHANGEiT)

 

Actualmente es fácil percibir un notable aumento en las operaciones financieras por medios electrónicos y una disminución en el uso de efectivo. Existen incluso países como Dinamarca donde las transacciones electrónicas han llegado al punto de ser casi obligatorias, ya que el gobierno busca alcanzar una sociedad cashless para ahorrar en costes financieros y administrativos. Y dentro de estas transacciones, cabe destacar el gran incremento de uso que disfruta actualmente el smartphone para realizarlas. Pero esta tendencia progresiva solo es posible en los países donde el acceso a la banca hace décadas que es sencillo y gracias a la proliferación de las nuevas tecnologías, sobretodo las móviles. 

 

Las ventajas de tener una población con altas tasas de bancarización son muchas, entre otras la disminución generalizada del uso del dinero en efectivo. Algo que de primeras puede parecer irrelevante, pero que permite mejorar los niveles de seguridad, sobre todo en zonas donde el riesgo de robo es mayor. También se consigue mejor trazabilidad y más facilidad para controlar el fraude y la evasión de impuestos. Además, el acceso a productos bancarios regulados como préstamos, permiten disponer de crédito evitando la usura de entidades poco formales.

Y si con un nivel alto de inclusión financiera tanto ciudadanía como gobierno disfrutas de muchas ventajas, si además existe un uso destacado de la banca digital, el ciudadano disfruta del acceso a productos financieros 24 horas al día y los 7 días de la semana. 

 

No obstante, sigue existiendo una gran cantidad de países y zonas del mundo donde el nivel de bancarización es débil y el acceso a este tipo de facilidades y productos financieros es difícil. Es el caso de muchos países de Latinoamérica, África o incluso Ásia, en los que el acceso no es fácil o existen elevadas tasas de desconocimiento o desconfianza en el sistema financiero. Para poder conseguir la correcta inclusión de estas personas, se necesita en primer lugar un acercamiento a este sistema pasando por la educación financiera. Posteriormente se requiere la herramienta adecuada para facilitar la transición. Es en este punto fundamental en el que las tecnologías financieras, usando el móvil como herramienta principal, pueden contribuir a ese acercamiento y a proveer de una solución clave para potenciar la inclusión financiera.

 

Y es aquí donde CHANGEiT puede suponer una diferencia como herramienta facilitadora. En PaynoPain hemos conseguido crear y proveer de una solución que permite a los ciudadanos que solo tienen acceso a efectivo, entrar en el sistema financiero mediante algo tan cotidiano como el teléfono móvil. CHANGEiT puede ser la banca móvil de cualquier banco, de forma que las entidades financieras de cualquiera de estos países puedan poner en el mercado un sistema digital a los que ya estamos acostumbrados en la mayoría de países europeos. Además, nuestra tecnología permite integrar otro tipo de sistemas externos y ofrece la posibilidad de utilizarse como monedero electrónico o eWallet. De esta manera se podría introducir el efectivo dentro del sistema y utilizarlo como dinero virtual para realizar transferencias entre usuarios, pagos en comercios o incluso el pago de servicios, ganando comodidad y seguridad. 

 

La inclusión financiera es el objetivo principal de CHANGEiT, por ese motivo tiene la capacidad de funcionar en todo el mundo y para todo el mundo. Y para permitir la adaptación a las peculiaridades de cada zona geográfica y mercado, el nivel de personalización de la herramienta es casi ilimitado,  trabajando bajo marca blanca y con amplias posibilidades como la integración con cores bancarios u otros sistemas externos como la asociación con tarjetas VISA o MasterCard o incluso el blockchain. Una herramienta de bancarización completa, configurable para cualquier marca y accesible para todo el mundo.

 

Learn More

¿Por qué el teléfono móvil gana terreno como medio de pago favorito?

¿Por qué el teléfono móvil gana terreno como medio de pago favorito? La respuesta rápida está clara: por agilidad. Pero sabiendo que no solo ganan terreno en los pagos físicos sino también en los pagos online, la comodidad pasa a un segundo plano dejando lugar a otros motivos no tan simples.

Tanto para los pagos físicos contactless como para los pagos online, el smartphone gana adeptos año tras año, algo que poco tiempo atrás hubiera parecido imposible y se consideraba incluso peligroso. Pero lo cierto es que el tiempo ha dado la razón a la tecnología y cada día se comprueba que se trata de un medio de pago muy seguro y cómodo. 

 

Teléfono móvil para pagos físicos contactless

Sabemos que los pagos contactless (tanto con el móvil como con la tarjeta) están desplazando al uso convencional de la tarjeta o al efectivo (un 65% en 2018). Las ventajas están claras: el pago es mucho más rápido y, en muchas ocasiones, si es menor a 20€ ni siquiera es necesario introducir el pin, acelerando todavía más el proceso.

Pero utilizar la tarjeta, aunque sea en su modalidad contactless, implica tener que abrir la cartera y buscarla, mientras que el teléfono móvil siempre se tiene a mano y con el patrón de acceso tan automatizado que apenas requiere unos milisegundos. Y precisamente ese patrón de acceso supone un nivel de seguridad mayor al que tiene la tarjeta de crédito, siendo dos los niveles en caso de que la app que se utilice para el pago también tenga un pin. 

Curiosamente se suele considerar que el pago móvil contactless es más inseguro, pero lo cierto es que lo es mucho más que con la tarjeta contactless, que como hemos visto, no requiere ninguna identificación en pagos hasta 20€. En cualquier caso, como se intuye, el motivo principal de elegir el móvil es la agilidad.

 

Teléfono móvil para pagos online

El crecimiento de este tipo de pagos lleva también un buen ritmo de crecimiento a pesar de que, a diferencia del tipo de pago móvil que hemos visto anteriormente, esta opción no es más cómoda que su alternativa: el PC. Aún así, hemos pasado de un 25% en 2014 a un nada desdeñable 63% en 2018. ¿Cómo es esto posible, si es mucho más fácil y cómodo hacer las compras online desde un ordenador?

La respuesta es múltiple: por un lado, nos pasamos el día usando el smartphone en cada momento libre que tenemos, tiempo que es habitual aprovechar para navegar por las redes sociales o buscar productos que necesitamos o deseamos. En ambos casos, es muy probable acabar en una ficha de producto y hacer efectivo el impulso de comprar inmediatamente.

Por otro lado, con las medidas de seguridad actuales, prácticamente en todas las compras online es necesario tener a mano el teléfono móvil para recibir un código de seguridad y poder completar el proceso de compra. Esto es así tanto si se está realizando la compra en el pc como en el móvil. De esta manera, ¿para qué emplear dos dispositivos cuando se puede hacer todo directamente en uno?

Si a esto le unimos la constante ampliación del tamaño de las pantallas móviles y los nuevos métodos de identificación biométricos (huella dactilar, reconocimiento ocular o facial, etc.), se aumenta la comodidad y velocidad para realizar cualquier proceso a través de los dispositivos móviles, convirtiéndose estos en pequeños ordenadores y en el método único de pago en cualquier circunstancia. 

 

¿Y de cara al futuro?

Mucho se habla sobre cómo serán los pagos del futuro, y si tenemos en cuenta solo las tecnologías que ya se están probando, la tendencia está clara: pagos minimalistas donde la interacción humana es prácticamente inexistente. Son los conocidos como pagos invisibles.

A este tipo de pagos se puede acceder de maneras más o menos “futuristas”, pero todas tienen en común que lo único que el cliente necesita hacer para llevarlas a cabo es confirmar su voluntad de pagar. Desde identificar el móvil inalámbricamente sin sacarlo del bolsillo o el bolso hasta la identificación biométrica facial, pasando por wearables como los smartwatch o implantes bajo la piel. Tecnologías que ahora nos pueden parecer más o menos lejanas pero que, sin duda, acabarán ganándose el favor de la sociedad por su practicidad, que a fin de cuentas es lo que siempre acabamos primando. 

Fuentes: Statista, Mastercard

Learn More